Saltar al contenido

Teología Bíblica en desarrollo – Editorial

Estamos muy complacidos de poder lanzar el segundo número de Teología Hoy. Esta publicación del Seminario Nazareno de las Américas abarca dos grandes secciones, Teología pastoral y Teología bíblica. La primera edición, publicada en enero de 2021, contuvo artículos de la sección Teología pastoral. Esta nueva edición de septiembre de 2021, presenta artículos en el área Teología Bíblica.  Hemos creado estas dos secciones para clarificar la contribución de dos ramas importantes de la teología para la iglesia como la concebimos hoy día.

Si bien es cierto, cada sección cumple con diferente propósito, están relacionadas. Su punto de intersección son las Escrituras. Así entendido, ambas divisiones no deben verse como algo inconexo, bíblica o teológicamente, sino más bien, debemos verlas como las dos alas de un ave, unidas al cuerpo principal, la Biblia. Son dos partes necesarias de una misma realidad: Dios hablándonos a través de las Escrituras para nuestra salvación.

¿Qué es la teología bíblica? Estamos muy interesados en esclarecer y profundizar en el significado de la teología bíblica. El Movimiento de la Teología Bíblica es variado con algunas características generales: “(1) el redescubrimiento de la dimensión teológica de la Biblia; (2) la unidad de toda la Biblia; y (3) la revelación de Dios en la historia”.[1]

Los cuatro artículos presentados en esta publicación manifiestan la unidad y coherencia teológica entre el Antiguo y el Nuevo Testamento, nos muestran, cómo en el pasado y el presente, Dios sigue revelándose en la historia y nos habla a través de su plena revelación en Jesucristo.

A continuación, presento cinco formas que se han desarrollado en la historia para abordar la teología bíblica. Usted podrá identificar con cuál concuerda cada uno de los artículos presentados en esta publicación, que van desde el más histórico y descriptivo (tipo 1), al más teológico y prescriptivo (tipo 5).[2]

Tipo 1: Teología Bíblica como Descripción Histórica. Es el más histórico. Es totalmente descriptivo. Sólo está interesado en lo que la Biblia significó sin interés por su significado actual. La teología bíblica aquí es entendida “…como existió dentro del tiempo, lenguaje y cultura de la Biblia misma; es puramente una disciplina histórica y descriptiva”.[3] Todo se reduce a una tarea puramente exegética, lo que el texto quiso decir en su contexto histórico original, sin hacer el puente hermenéutico con la época actual.

Tipo 2: Teología Bíblica como Historia de Redención. Su categoría principal es historia redentiva. Está enfocado en la teología de toda la Biblia, “pero semejante al tipo 1, esta reclama que las conexiones de toda la Biblia se hacen con fuentes históricas”.[4] La Biblia es una historia de redención que abarca desde el Antiguo Testamento hasta el Nuevo Testamento. Aquí, a diferencia del tipo 1, su propósito es que la teología bíblica sirva a la iglesia.

Tipo 3: Teología Bíblica como Cosmovisión Histórica. Balancea el interés histórico y teológico. “Se estructura por la categoría de la narrativa, que es tanto una categoría literaria y filosófica. Maneja una narrativa interconectada entre el Antiguo Testamento y Nuevo Testamento, como constitutivo de la teología de la Biblia. Busca un balance de los elementos literario, histórico y teológico en la Escritura.”.[5]

Tipo 4: Teología Bíblica como Acercamiento Canónico. “Canon para este tipo sirve para unir el significado histórico del texto antiguo con el significado contemporáneo de la Escritura Cristiana”.[6] Su estudio refleja no sólo la unidad teológica de la Escritura, sino también su diversidad. “El canon mismo es el contexto para el manejo de la historia y la teología, y para determinar el significado de la Biblia.”.[7]

Tipo 5: Teología Bíblica como Construcción Teológica. Está fuertemente estructurado teológicamente. Sirve y es usado en gran medida para las confesiones de la iglesia cristiana. En este tipo cae la teología sistemática como la conocemos hoy. “La tarea de la teología bíblica es una disciplina exegética-hermenéutica integrada con un interés teológico primordial, incorporando la erudición bíblica dentro de la empresa más grande de la teología cristiana”.[8]

Este esquema con cada tipo nos ayuda a entender y valorar la teoría y práctica de la teología bíblica, en un contexto plural y posmoderno. No necesitamos escoger un tipo necesariamente, sino ver la fortaleza de cada uno, así como sus debilidades. En un contexto posmoderno, la fuente de autoridad para nuestra fe debe ser convincente y auténtica. “Si la autoridad de la Biblia es auténtica y convincente, los cristianos no tienen que preocuparse por la autoridad de la Biblia en el mundo posmoderno. La Biblia sencillamente funcionará con autoridad en las vidas cristianas y eso será un modo importante de evangelismo”.[9]

Usted podrá leer cada artículo en el orden siguiente: El primer artículo por el Dr. Marco A. Velasco, “Teología bíblica hoy”, funciona como un prolegómeno. Expresa que: Se busca aclarar la naturaleza, el significado y propósito de la Teología Bíblica desde un enfoque evangélico y wesleyano. El Dr. Carlos Van Engen presenta: “Perspectivas bíblicas del Inmigrante en la misión de Dios”. Él nos dice que: Dios está llamando a la iglesia – y presentándole una oportunidad maravillosa – a unirse en solidaridad con inmigrantes, extranjeros, advenedizos, forasteros, y allegados de todas las naciones que rodean la iglesia de Jesucristo en todas partes del mundo. El Dr. Edesio Sánchez nos presenta el tema: “Moisés y la oración”. Nos dice que: En Jesucristo, las oraciones intercesoras llegan a su culminación.  En él se ubican también nuestras oraciones. El Mtro. Fredi Arreola nos presenta el tema: “La venganza de los Gabaonitas”. Nos dice que: es una historia de reconciliación de dos casas que pelearon, así como Jacob y Esaú en las historias patriarcales, esta es de la casa de David y de Saúl. Finalmente, El Mtro. Gift Mtukwa nos presenta el tema: “La misión cruciforme de Pablo en Tesalónica”. Nos dice que: La misión cristiana está definida por el Cristo crucificado; aquellos que se unen solo pueden asumir la postura de cruciformidad.

¡Esperamos que disfrute y sea de edificación la lectura de estos artículos!


Dr. Marco Antonio Velasco
Oriundo de México. Vicerrector Académico del Seminario Nazareno de las Américas. Hizo sus estudios teológicos de Bach. Teología en el Instituto Bíblico Nazareno, un Master of Arts en Point Loma Nazarene University, un Doctorado en Ministerio en el Nazarene Theological Seminary de Kansas City. Ha servido como pastor, profesor, vicerrector académico de SENDAS.

Referencias:

[1] Klink III, E., Lockett, D. (2012). Understanding Biblical Theology. Michigan: Zondervan, p.13.

[2] Los cinco tipos están basados en el análisis de Klink III, E., Lockett, D. (2012). Understanding Biblical Theology. Michigan: Zondervan, p.22-25.

[3] Ibid., p. 22.

[4] Ibid., p. 22.

[5] Ibid., p. 23

[6] Ibid., p. 23

[7] Ibid., p. 24

[8] Ibid., p. 24

[9] Hahn, Roger. La Biblia y la fe Cristiana: Los Wesleyanos, la autoridad de la Biblia y posmodernidad”. NPH, 2008, p. 40

Publicado enHistoria de la InterpretaciónTeología Bíblica

Los comentarios están cerrados.